Cenicaña evalúa el consumo de agua en nuevas variedades

El Centro de Investigación busca calcular con mayor precisión la evapotranspiración, a partir del uso de lisímetros de pesaje. Los estudios iniciaron con la variedad CC 93-4418.

Con el propósito de lograr una mayor precisión en el balance hídrico y por lo tanto mejorar la gestión del riego en el cultivo de la caña de azúcar, Cenicaña investiga cuál es el consumo de agua de las nuevas variedades durante las diferentes etapas de desarrollo del cultivo, tanto en plantilla como en soca.

La base de este trabajo está en la precisión de los datos con los cuales se calcula la evapotranspiración de la planta. Es importante recordar que el agua disponible en el suelo se agota por el consumo de las plantas (transpiración), por la evaporación superficial y por el drenaje. La suma de la transpiración y la evaporación se conoce como evapotranspiración.

La evapotranspiración de la caña de azúcar se calcula con funciones matemáticas a partir de datos climáticos y meteorológicos que se obtienen de la medición del agua que se evapora diariamente en un tanque. Para este experimento Cenicaña utiliza lisímetros de drenaje con pesaje.

Édgar Hincapié, ingeniero de Suelos y Aguas de Cenicaña y quien lidera la investigación, explica que los lisímetros de pesaje son tanques plásticos, reforzados externamente con una estructura metálica en forma de jaula. Estos se instalan en el campo, se llenan con suelo y se cultivan con la planta de interés, en este caso caña de azúcar. Dentro del lisímetro se instalan sensores de humedad y tensión. Además, el tanque reposa sobre una plataforma rígida, soportada por cuatro celdas de carga. El tanque consta de un sistema de drenaje y un contador para contabilizar la salida de agua.

Los datos tomados por las celdas de carga, los medidores de humedad y tensión y el contador son registrados de manera continua y transmitidos por una red inalámbrica hasta un computador central, de tal manera que se puede visualizar y verificar permanentemente la información.

De acuerdo con el investigador, los primeros experimentos se están realizando con la variedad CC 93-4418, por ser una variedad para ambiente seco-semiseco y que está aumentando su participación en la agroindustria. Para ello se instalaron lisímetros de pesaje en un lote de 0,4 ha en la Estación Experimental de Cenicaña en San Antonio de los Caballeros; al cultivo se le realiza un manejo agronómico convencional.

En un año aproximadamente se espera obtener los primeros resultados de la investigación, y a partir de ellos se revisará la posibilidad de ampliar el estudio a otras variedades de caña de azúcar que sean promisorias.

Carta Informativa
Año 2 / Número 2 /Diciembre de 2014

Texto completo en versión:
PDF | Animada