Investigaciones sobre fertirriego ratifican su eficiencia en piedemonte

En el ingenio La Cabaña, Cenicaña realizó experimentos que confirman un incremento en la producción gracias al uso de esta tecnología.

Una serie de experimentos y validaciones a escala comercial del fertirriego están demostrando la eficiencia de esta práctica agronómica en zonas de piedemonte.

Si bien las investigaciones de Cenicaña no han concluido, los primeros resultados muestran que el uso de tecnologías de riego como caudal reducido o riego por goteo en combinación con la aplicación de fertilizantes en solución contribuyen, en determinadas condiciones, al incremento en la producción.

La experimentación

Ubicación: hacienda Vallecito
Variedad: CC 84-75
Suelo: Nima (familia textural francosa fina sobre esquelética arenosa)
Zona agroecológica: 30H0 Pendiente de surcos: 3% Número de cortes: tres

Resultados del tercer corte con fertirriego con caudal reducido:

  • 20% más de TCH frente al tratamiento de fertilización liquida manual.
  • 35% más de TCH que el tratamiento que recibió fertilización líquida manual y sin riego.
  • 87% más de TCH que el tratamiento sin fertilización y sin riego.
  • 6% más de TCH con relación al fertirriego aplicado con caudal reducido al aplicado mediante microtubo.
  • Los tratamientos de fertirriego presentaron una producción de 15.7 t/ha de azúcar, valor significativamente superior a los obtenidos con los demás tratamientos.
  • El tratamiento de fertirriego aplicado mediante caudal reducido arrojó los mejores ingresos netos incrementales, por el orden de $945.000/ha.

Los resultados anteriores confirman que el fertirriego es eficiente aplicado mediante caudal reducido y microtubo. Asimismo, la mejor opción de fraccionamiento del fertilizante es con aplicaciones de fertirriego en forma creciente, es decir, aplicando las mayores cantidades de fertilizante hacia la etapa de rápido crecimiento y hasta los siete meses de edad del cultivo.

Instalación de fertirriego por goteo en la hacienda Acuario, en donde se realizó la validación a escala comercial de estas tecnologías.

DATO IMPORTANTE

Los resultados de la plantilla y primera soca no ofrecieron diferencias estadísticas en TCH entre la fertilización líquida manual aplicada en dos eventos y el fertirriego aplicado con caudal reducido con fraccionamiento decreciente.

Validación comercial

Ubicación: hacienda Acuario, ingenio La Cabaña
Variedad: CC 85-92
Corte: segunda soca
Suelos: Acuario (familia textural esquelética francosa) y Guabal (familia textural arcillosa sobre esquelética francosa)
Zona agroecológica: 26H1-22H0

Resultados del fertirriego por goteo:

  • 26% más de TCH frente al testigo convencional regado con aspersión y fertilización líquida manual.
  • 20% más de TCH que el riego por goteo y fertilización líquida manual.
  • 11% más de TCH que el riego con caudal reducido y fertilización líquida manual.
  • No hubo diferencias en TCH entre áreas con laboreo superficial y profundo.

Lo anterior confirma que:

  • El laboreo superficial es una práctica agronómica aconsejable para zonas de piedemonte, ya que las diferentes combinaciones de riego y roturación dieron productividades similares.
  • El riego con caudal reducido se debe utilizar donde las condiciones de suelo le sean favorables (textura fina) y el riego por goteo en las áreas más difíciles (textura gruesa), haciendo una combinación de las áreas con los dos sistemas para bajar los costos de su implementación.
  • Es conveniente realizar fertirriego tanto con caudal reducido como con goteo de forma creciente.
  • La roturación superficial es una buena alternativa para mantener la producción y además contribuye a la conservación del suelo y el agua. Los tratamientos de roturación consistieron en laboreo profundo con subesca, laboreo superficial con escarificador de 2 y 3 cuerpos y sin roturación.

“Los resultados han sido espectaculares”

 

Jairo Valencia (derecha), jefe de distrito de La Cabaña, durante las labores de instalación del fertirriego.

“El Ingenio La Cabaña siempre ha estado en la zona sur de alta precipitación, por eso cuando nos ubicamos en la hacienda Vallecito, entre Florida y Pradera, sabíamos que nos enfrentábamos a algo distinto: una zona seca, piedemonte y con una condición crítica por la poca disponibilidad de agua en verano. Consideramos que era una oportunidad para probar el sistema de caudal reducido; primero, pensando en el riego, pero una vez instalado el sistema podríamos dar un paso más con la aplicación de fertirriego.

Empezamos en 5.7 hectáreas, en una finca con productividades históricas entre 50-60 toneladas de caña por hectárea. En el primer corte pasamos de 56 toneladas a 109 de TCH. Para el segundo corte, a pesar de que en toda la industria la producción cayó y de que en comparación con la plantilla hubo una reducción, los resultados seguían presentando ventajas para esa zona. Tuvimos alrededor de 97 de TCH.

Para el tercer corte adicionamos un tratamiento diferente, una especie de simulación de goteo a través de una manguera de microtubo.

Ante esto, se instalaron 50 hectáreas con caudal reducido en la hacienda Acuario, que tiene las mismas características en cuanto a condición de suelo, pendiente y pedregosidad. Los resultados de la plantilla fueron destacados, pero no los del segundo corte por la condiciones extremas de verano. En el siguiente corte instalamos fertirriego por goteo y los resultados fueron espectaculares. El fertirriego por goteo lo ubicamos en los lotes mucho más difíciles y tuvimos producciones de 132 toneladas por hectárea”.

Testimonio: Jairo Valencia
Jefe de Distrito del Ingenio La Cabaña

"La fertirrigación es una labor complementaria que permite una mayor eficiencia de la fertilización que puede traducirse en disminución en el consumo de fertilizantes y un incremento en la producción. La fertirrigación es el complemento ideal para los sistemas de riego por goteo y caudal reducido. Actualmente tenemos la posibilidad de fertirrigar con estos sistemas en aproximadamente 42.4 ha.; una vez tengamos los resultados de cosecha y sean positivos, estaríamos instalando en los próximos tres años 354 ha. con la infraestructura necesaria para fertirrigar, hasta completar la totalidad de la hacienda que tiene 431.5 ha”.

Alejandro García
Administrador Zona Oriente. Ingenio Manuelita 

 

 

 

Carta Informativa
Año 1 / Número 3 /Diciembre de 2013

Texto completo en versión:
PDF | Animada