Adaptar y combinar: claves en los programas de control biológico

La distribución de las especies de Diatraea en el valle del río Cauca confirma la importancia de utilizar preventivamente todo el complejo de enemigos naturales disponibles.

Cuando en 2013 se reportó el hallazgo de dos nuevas especies de Diatraea (D. tabernella y D. busckella) en el valle del río Cauca, Cenicaña empezó a determinar la distribución de éstas en la región. Al 2016 se logró establecer que:

  • Las poblaciones de D. tabernella y D. busckella no han estado restringidas a los sitios originales de detección y empiezan a desplazarse: D. tabernella avanza desde el norte hacia la zona centro y D. busckella, desde el centro hacia las zonas sur y norte.
  • En la zona sur se ha mantenido el registro de altas poblaciones de D. saccharalis que interactúan con D. indigenella.
  • Los enemigos naturales con mayor acción de ataque en estado de larva de la plaga han sido las moscas taquínidas Lydella minense y Genea jaynesi; y en menor grado la mosca Billaea claripalpis y la avispita Cotesia flavipes, esta última de reciente adaptación a la región.
  • Se detectaron poblaciones establecidas de Cotesia flavipes, producto de trabajos de liberaciones en la zona norte. Estas poblaciones en la zona norte han causado 15% de parasitismo sobre D. tabernella y 13% de parasitismo sobre D. busckella.

Germán Vargas, entomólogo de Cenicaña, explica que esta situación muestra la importancia de combinar enemigos naturales en los programas de control biológico para obtener mejores resultados.

“No se trata de utilizar sólo el más eficiente o el más económico, sino de combinar los que están disponibles, de tal manera que nos puedan proteger de las diferentes especies de Diatraea, pues es un error pensar que tabernella es del norte o busckella, del centro, y no prepararnos con controladores para todas las especies”, señala.

Por esa razón, es importante facilitar la adaptación de diferentes enemigos naturales, para que cuando sean necesarios ya existan en la zona como un actor de manejo adicional. Un buen ejemplo es el de Cotesia flavipes que se ha convertido en una opción para combinar con las moscas y hacerle frente a D. tabernella.

"Para hacer control sobre Diatraea liberamos taquínidos y Trichogramma exiguum, pero a raíz de la alerta que se generó en el norte del Valle, empezamos a trabajar de manera preventiva con Cotesia flavipes. Este año iniciamos con liberaciones de medio gramo por hectárea y ya vamos en un gramo por hectárea; además, estamos incursionando en la cría de Cotesia en el laboratorio”.

Frank Bohórquez.
Líder de equipo de planeación, programación y control labores. Ingenio María Luisa

 

 

Carta Informativa 
Año 4 / Número 3 / Diciembre de 2016

Texto completo en versión: 
PDF Animada