Enfoque AEPS en piedemonte mejora la productividad

Día de campo en área de validación donde se utilizaron tres sistemas de riego (zona agroecológica 29H0). Día de campo en área de validación donde se utilizaron tres sistemas de riego (zona agroecológica 29H0).

En la prueba la oferta hídrica limitada no afectó la productividad cuando se tomaron decisiones con el enfoque de Agricultura Específica por Sitio.

Con el propósito de demostrar de qué manera el enfoque de Agricultura Específica por Sitio (AEPS) ofrece ventajas en términos de productividad y rentabilidad, entre 2015 y 2016 Cenicaña y el ingenio Pichichí utilizaron diferentes manejos y tecnologías en una unidad productiva con oferta hídrica limitada.

Los resultados en términos de productividad y rentabilidad demostraron que la escasez de agua puede no ser determinante cuando se realiza un manejo agronómico específico para el sitio de cultivo.

Se comenzó por identificar el tipo de suelo y lámina de agua rápidamente aprovechable (LARA), con el fin de seleccionar la tecnología de riego más indicada para las condiciones del lugar.

La verificación in situ reveló que el suelo es esquelético arcilloso, de consociación Pichindé, zona agroecológica 29H0. La LARA correspondió a 30 mm.

Esas dos características fueron suficientes para identificar la principal necesidad en el área del cultivo: mejorar la eficiencia en la conducción y aplicación del riego.

El balance hidrológico es una herramienta importante para tomar decisiones de riego. Consiste en determinar la diferencia entre la oferta de agua y el requerimiento de riego en el predio. El resultado del balance indica si el recurso hídrico es suficiente para satisfacer los requerimientos del cultivo según el sistema de riego utilizado y permite identificar si se requieren obras como pozos, sistemas de drenaje o cambios en el sistema riego.

Así, para esta zona agroecológica 29H0 de piedemonte se seleccionó la variedad CC 00-3257y dos tecnologías de riego con enfoque AEPS: riego por gravedad y surco continuo con caudal reducido, y riego por goteo en surco continuo.

También se utilizó la variedad SP 71-6949 y riego por gravedad, surco continuo y ventanas que normalmente emplea el ingenio en el área.

Las dos variedades se sembraron en parcelas con los tres sistemas de riego.

Durante todo el ciclo de cultivo (plantilla) se realizaron 31 riegos por goteo con una lámina de 16 mm por evento, 27 riegos con caudal reducido aplicando 34 mm por evento de riego y 9 riegos por ventanas con una lámina aplicada de 151 mm por evento.

Los resultados

  • El ahorro en volumen de agua aplicado por hectárea en el ciclo de cultivo fue de 52% en riego por goteo y 11% en riego con caudal reducido con respecto al riego por ventanas. La pendiente del terreno (>2%) favoreció el avance del agua en el sistema de caudal reducido con caudales entre 0.2 - 0.3 l/s por surco.
  • No hubo diferencias estadísticas en la producción en toneladas de caña por hectárea (TCH) entre los sistemas de riego con enfoque AEPS, pero sí entre éstos y el riego por ventanas:
    • CC 00-3257 y SP 71-6949 fueron significativamente superiores en TCH con riego por goteo y caudal reducido, frente al riego por ventanas.
    • CC 00-3257 fue superior en rendimiento en azúcar con los diferentes sistemas de riego.

La conclusión

Al incrementar la frecuencia de riego con los sistemas de enfoque AEPS aumentó el tonelaje de caña. Sin embargo, este incremento no significó un aumento en el consumo de agua respecto al riego por ventanas, puesto que con esos sistemas se mejoraron las eficiencias en conducción y aplicación.

En el caso de este sitio de validación, la rentabilidad fue 0.6 veces mayor en los sistemas con enfoque AEPS frente al otro manejo.

Con menos agua se produjeron más toneladas de azúcar por hectárea (TAH).

Resultados de productividad

Carta Informativa 
Año 4 / Número 3 / Diciembre de 2016

Texto completo en versión: 
PDF Animada