Cenicaña propone estrategia de adopción de variedades

La propuesta plantea el establecimiento de áreas útiles hasta de cien hectáreas, para que la agroindustria pueda evaluar con datos semicomerciales y comerciales los resultados de productividad de las nuevas variedades.

Cenicaña diseñó una estrategia para impulsar la adopción de nuevas variedades y aumentar en menor tiempo su área de siembra.

Según el director del Programa de Variedades de Cenicaña, doctor Jorge I. Victoria, la estrategia consiste en evaluar las variedades sobresalientes de las pruebas regionales en tres etapas y de manera conjunta con los ingenios.

En la primera etapa, se escogen entre tres y cinco variedades sobresalientes; cada una de ellas, de acuerdo con sus condiciones agroclimáticas, será sembrada por el ingenio en media hectárea comparada con las variedades tradicionales (testigos). Aquellas que superen en productividad a los testigos continuarán a la segunda etapa en 20 hectáreas cada una. Las que se destaquen frente a las comerciales pasarán a la tercera etapa, con áreas de siembra de 100 hectáreas; en esta tercera fase se hará manejo de AEPS y prueba de fábrica para ver su adaptación comercial.

Los resultados serán un respaldo para los cultivadores, que podrán tomar decisiones de siembra con mayor tranquilidad.

De esta manera, la agroindustria de la caña dispondrá de suficientes datos semicomerciales y comerciales para hacer análisis económicos y estadísticos que respalden las decisiones de renovación o las proyecciones de productividad del sector.

Con esta estrategia conjunta, el Centro de Investigación y los ingenios buscan que el sector pueda identificar las variedades de mejor adaptación y que la agroindustria en general gane tiempo en la adopción de alternativas más productivas y rentables.

Carta Informativa
Año 5 / Número 1 / Agosto de 2017

Texto completo en versión:
PDF | Animada