Iniciar sesión

Manual de reconocimiento de arvenses en el cultivo de la caña de azúcar

Las plantas arvenses son aquellas especies vegetales presentes en los ecosistemas agrícolas que compiten por agua y nutrientes con las plantas en cultivo. En este sentido es usual referirse a ellas como malezas o malas hierbas, considerando que pueden causar pérdidas económicas al agricultor al interferir en el desarrollo agronómico de las plantaciones comerciales.

En Colombia, específicamente en el valle del río Cauca, se han identificado más de 215 especies de arvenses asociadas al cultivo de la caña de azúcar, Saccharum officinarum L. (Poáceas). Esta diversidad justifica la necesidad de aprender a diferenciarlas tanto visualmente como en su clasificación taxonómica, a fin de procurar el manejo acertado de ellas de acuerdo con su efecto en el sistema productivo.

El Manual de reconocimiento de arvenses en el cultivo de la caña de azúcar es una obra producida por Cenicaña con el respaldo científico de Eugenio Escobar Manrique, ingeniero forestal egresado de la Universidad del Tolima y profesor emérito de la Universidad Nacional de Colombia, experto reconocido por su conocimiento botánico y forestal y por el liderazgo en la identificación de especies vegetales en Colombia, en investigaciones auspiciadas por entidades públicas y privadas.

La entrega de este manual a la comunidad agrícola regional y, en particular, al sector agroindustrial de la caña, se hace como un aporte para el reconocimiento de las especies de arvenses asociadas a este cultivo.

Revisado en términos taxonómicos e ilustrado profesionalmente, el manual describe la morfología de 52 especies pertenecientes a 16 familias en tres estados de desarrollo: una vez la planta germina, en su estado intermedio o juvenil y cuando llega al estado adulto, con flores y frutos. También incluye fotografías de otras 68 especies en su estado adulto, correspondientes a 14 familias. Los términos especializados se explican en el glosario, que viene acompañado de una galería de fotos. El índice final, ordenado alfabéticamente por familias, relaciona el nombre común y científico de cada especie y el número de página donde ella se encuentra.

Es un manual sencillo y útil para los agricultores y sus colaboradores, ingenieros agrónomos y profesionales agrícolas en general, y para quienes se encargan de definir las pautas del sistema productivo y realizan o supervisan las labores culturales de sanidad vegetal y control de arvenses en el cultivo de la caña de azúcar.

La erradicación completa de las arvenses en los campos de cultivo y en sus alrededores son, en muchos casos, labores frecuentes, aunque bien vale reflexionar sobre su conveniencia. Cenicaña ha demostrado que la conservación de franjas vegetales en los alrededores de los cultivos de caña, en donde se mantienen arvenses de hoja ancha con flores productoras de néctar (plantas de las familias: Asteráceas, Amarantáceas y Malváceas), favorece el incremento de la población de controladores biológicos silvestres o liberados y en la reducción de las poblaciones de las plagas, específicamente de larvas de los barrenadores del tallo, Diatraea spp. Sin un control apropiado, este complejo de plagas puede causar pérdidas por hectárea cercanas a una tonelada de caña por cada unidad porcentual de daño.

Este nuevo enfoque de control biológico por conservación plantea las ventajas de estimular refugios de vegetación silvestre en las áreas circundantes, lo que no significa abandonar las prácticas de manejo de arvenses dentro del lote de cultivo ni desconocer la existencia de al menos cinco especies de Poáceas que son hospederos de áfidos o pulgones vectores de virus que afectan la caña de azúcar. En la práctica, el fomento de la biodiversidad natural de flora y fauna en las áreas de cultivo estará dado por el conocimiento disponible para aprovechar adecuadamente los servicios que el propio ecosistema provee.

Álvaro Amaya Estévez, Ph.D.
Director general, Cenicaña.

Modificado por última vez enMartes, 20 Febrero 2018 10:29