Iniciar sesión

Evapotranspiración del cultivo

El agua que se encuentra disponible en el suelo se agota por el consumo de las plantas (transpiración), por la evaporación superficial y por el drenaje.

La suma de la transpiración y evaporación se conoce como evapotranspiración (ETc). Esta varía en función del clima, las características del cultivo, las prácticas de manejo y el medio de desarrollo, por lo tanto el conocimiento preciso de la ETc es una herramienta fundamental que contribuye con una adecuada gestión de los recursos hídricos y con el mejoramiento de la productividad de los cultivos.

La medición de la evapotranspiración de un cultivo puede ser determinada directamente a través de los métodos de transferencia de masa, de un balance de energía, a partir de la medición de los componentes del balance de agua en el suelo en terrenos cultivados o mediante el uso de lisímetros. Estos métodos generalmente exigen precisión en las mediciones, requieren de equipos especializados y de largos periodos de medición, en general son costosos, de allí que su uso se limita a determinaciones para algunos cultivos de interés y a nivel de investigaciones.

Por lo tanto para la mayoría de los cultivos, la ETc se estima a partir del enfoque del coeficiente del cultivo (Kc), como el producto de una evapotranspiración del cultivo de referencia (ETo) y el coeficiente del cultivo.

ETc Kc x ETo 

Donde,

ETc = Evapotranspiración del cultivo (mm.día-1)
Kc = Coeficiente del cultivo (adimensional)
ETo = Evapotranspiración del cultivo de referencia (mm.día-1).

La ETo se calcula a partir de funciones matemáticas basadas en datos climáticos por ejemplo la ecuación de FAO Penman-Monteith, a partir de la medición del agua que se evapora diariamente en una superficie de agua libre como el tanque evaporímetro Clase A, o mediante el uso de dispositivos específicos tales como el Cenirrómetro.

Los Kc se determinan experimentalmente mediante la medición de algunos componentes del balance de agua en un volumen de suelo cultivado, en lisímetros ya sean de drenaje, hidráulicos o de pesaje. Estos dispositivos permiten cuantificar los procesos de evaporación, transpiración y drenaje con alta precisión en un volumen de suelo determinado, aunque presentan algunas desventajas tales como: la alteración del suelo para su llenado, tamaños relativamente pequeños, alta costo por requerimiento de mano de obra y dispositivos para su construcción.

Una vez obtenidos los valores de Kc para las diferentes etapas de crecimiento y desarrollo del cultivo, estos se multiplican por la ETo calculada mediante uno de los métodos mencionados y se obtiene la ETc para ser aplicada en el balance hídrico. Cenicaña inició una investigación que busca determinar los valores de Kc para las nuevas variedades de caña de azúcar utilizando lisímetros de pesaje bajo nuestras condiciones locales y durante las diferentes etapas de desarrollo del cultivo tanto en plantilla como en soca.

Los lisímetros de pesaje utilizados consisten en tanques plásticos, reforzados externamente con una estructura metálica en forma de jaula que los envuelve, estos son instalados en el campo, llenados de suelo y cultivados con caña, con manejo normal del cultivo. Dentro del lisímetro van colocados sensores de humedad y de tensión. El tanque reposa sobre una plataforma rígida, la cual a su vez es soportada por cuatro celdas de carga, en la base va instalado un sistema de drenaje con un contador. Los datos tanto de las celdas de carga como de los medidores de humedad, tensión y del contador, se registran de manera continua en un registrador de datos y se transmiten mediante un sistema de red inalámbrica hasta un computador central, de tal manera que el investigador puede verificar de manera continua la información.

Los resultados de estas investigaciones permitirán obtener información para tener mayor precisión en el balance hídrico con el fin de mejorar la gestión del riego en el cultivo de la caña de azúcar en el valle del río Cauca.

Modificado por última vez enLunes, 28 Septiembre 2015 16:08