In Memoriam Clímaco Cassalett Dávila (1926 – 2020)

La Junta Directiva de Cenicaña, el director general y sus colaboradores, lamentan profundamente el fallecimiento del doctor Clímaco Cassalett Dávila, ocurrido el 20 de febrero de 2020 en la ciudad de Ibagué, y expresan sinceras condolencias a su esposa, Lucila Bustillos, sus hijos Clímaco, Gabriel, María Luz, Jorge y Elizabeth, y sus nietos, Gabriel Andrés, Andrea, Juan Felipe, Santiago, Ana María, María Alejandra, Elena, Nicolás, Enrique, Philipp, Juliana y Gabriela, por la partida de su esposo, padre y abuelito.

 

Clímaco Cassalett Dávila nació en Mompox (Bolívar) el 4 de abril de 1926. Ingeniero Agrónomo (1949, Universidad Nacional – sede Medellín) con maestría en Ciencias (1959, Universidad de Nebraska) y doctorado en Genética y Fitomejoramiento (1964, Universidad de Cornell), fue el primer Director del Programa de Variedades de Cenicaña (1979-1998) y, junto con los fundadores del Centro, fue artífice de la estructuración de Cenicaña. Bajo su liderazgo y con los profesionales de Cenicaña que él mismo seleccionó, y con el apoyo de los ingenios y cultivadores de caña, se generaron las primeras variedades Cenicaña Colombia (CC), reconocidas por su productividad en Colombia y en el mundo. Con su labor dejó entre sus productos más recordados a la variedad CC 85-92, de alto tonelaje y resistente a diferentes enfermedades, la cual ha sido reconocida por la agroindustria de la caña como una de las variedades gestoras de la mejora en productividad del sector. Junto a la CC 85-92, el doctor Cassalett y su equipo, obtuvieron decenas de variedades más, entre las que también se destacan las variedades CC 83-25, CC 84-75, CC 87-434 y la CC 85- 68. Simultáneamente a la dirección del Programa de Variedades, fue Coordinador de Investigación de Cenicaña.

Para Cenicaña, haber contado con el doctor Clímaco Cassalett en los primeros años de funcionamiento fue un privilegio por la sabiduría de sus aportes en la organización del Centro. El doctor Cassalett generó las bases que hoy subsisten en el Programa de Variedades y que han sido fundamentales para el desarrollo de nuevas variedades de caña que posicionan a Colombia como el país más productivo por hectárea en el cultivo de caña de azúcar.

Una vez retirado de Cenicaña en 1998 se vinculó a semillas “La Calidad” con su amigo el Ingeniero Agrónomo Miguel Lengua, en donde continuó disfrutando del mejoramiento de variedades; en esa ocasión de variedades de maíz dulce, otro de los cultivos que lo apasionaron. En su labor desarrolló varios híbridos para la empresa.

En su tiempo libre viajaba a la costa, a su querido San Bernardo del Viento en donde tenía su casa de veraneo donde disfrutaba la brisa del mar y los atardeceres. Cuando se aburría de este paraíso, se daba un paseo por Santa Marta buscando recibir a sus amigos y familiares en épocas navideñas. Visitaba sus hijas en el exterior junto a su esposa,Lucila Bustillos, barranquillera de crianza, quien siempre cuidaba de su buen gusto por la comida y de la riqueza de la gastronomía costeña, pues no abandonó el suero, el bollo de yuca, las arepas costeñas y el buen viudo de pescado.

Disfrutaba mucho a sus nietos, con quienes departía mucho de su tiempo, en especial cuando se reunían en su casa en Melgar (Tolima).

El 6 de septiembre de 2002, en la celebración de los 25 años de Cenicaña, fue quizá la última vez que todos los colaboradores del centro de investigación tuvimos la oportunidad de compartir con nuestro querido líder. Ese día nos concedió el honor de participar en la siembra de dos variedades líderes en la evolución de la industria azucarera en Colombia: OTAHEITI y la CC 85-92. Esta siembra se realizó de acuerdo con la política institucional de Cenicaña de mantener una muestra viva a la entrada del Centro de las variedades que han marcado hito en la evolución de la agroindustria de la caña en Colombia.

Hoy elevamos en comunión nuestras oraciones de gratitud a Dios por la vida del doctor Cassalett, con la confianza de que para él brille la luz perpetua. Amén.

El 6 de septiembre de 2002, en la celebración de los 25 años de Cenicaña, el doctor Clímaco Cassalett Dávila fue nuestro invitado de honor y participó en la siembra de dos variedades fundamentales para la evolución de la agroindustria azucarera nacional: OTAHEITI y CC 85-92.

 

Breve reseña de su paso por la agricultura latinoamericana:

1950-1976. Instituto Colombiano Agropecuario, ICA: genetista, jefe de sección, subdirector y director del Programa de Maíz y Sorgo (sede Medellín); director del Centro Nacional de Investigación (sede en Montería); director de la División de Investigación y subgerente de Investigación.

1969-1970. Universidad Nacional de Colombia (sede Medellín): director del Departamento de Agronomía de la Facultad de Agronomía.

1975-1978. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA: asesor en cereales en el Convenio de asesoría técnica a las Secretaría de Estado de Agricultura (República Dominicana) para la ejecución del Subprograma de tecnificación agropecuaria del Programa Integrado de Desarrollo Agropecuario (PIDAGRO); consultor en el Programa cooperativo de investigación agrícola del Cono Sur (IICA y Banco Interamericano de Desarrollo, BID).

1979-1998. Centro de Investigación de la Caña de Azúcar de Colombia, Cenicaña: coordinador de investigación y director del Programa de Variedades.

1986-1987. Sociedad Colombiana de Fitomejoramiento y Producción de Cultivos: presidente.

1999 en adelante. Semillas “La calidad”: fitomejorador de maíz.

 

Premios:

Premio Nacional de Ciencias, Colciencias.

Medalla ICA, Instituto Colombiano Agropecuario.

Egresado destacado, Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín (60 años).

Premio Fundación Alejandro Angel Escobar.

Medalla al mérito agrícola, Asociación de ingenieros agrónomos del Valle, ASIAVA.

 

 

 

Scroll to Top