Cenicaña advierte sobre propagación de plaga en cultivos de caña de azúcar

Cultivadores de caña de todo el país deben estar atentos a la diseminación del salivazo e implementar medidas de prevención y control para detener su extensión y evitar pérdidas económicas.

El Centro de Investigación de la Caña de Azúcar de Colombia, Cenicaña, advierte a los cultivadores de caña de azúcar de todo el país que la plaga Aeneolamia varia, conocida comúnmente como salivazo, se ha venido extendiendo en la región y es urgente implementar medidas de prevención y control para evitar pérdidas económicas.

De acuerdo con el monitoreo que realiza Cenicaña, en el 2007 se detectó el salivazo en la zona centro del valle del río Cauca (entre Buga y Tuluá), desde entonces éste se ha desplazado hacia el norte del valle de río Cauca y más recientemente se registraron ataques severos entre Palmira y Cartago, especialmente en la variedad de caña CC 01-1940. Se calcula que el salivazo afecta actualmente 3.000 hectáreas, donde en algunos casos los agricultores han afrontado impactos en productividad de hasta 30 toneladas de caña por hectárea.

Según Germán Vargas, entomólogo de Cenicaña, “se estima que el potencial de daño de esta plaga puede llegar a reducir hasta 22% la longitud de los tallos de caña o incluso más donde existen altas tasas de infestación y donde se mantienen siembras de una variedad de caña predominante y no se tiene diversidad varietal a nivel de las áreas sembradas”.

Es importante aclarar que el salivazo se registró por primera vez en Colombia hace 40 años y se encuentra establecido en los Llanos Orientales como plaga de pastos, pero en el valle del río Cauca sólo se detectó hace doce años y desde entonces se ha venido extendiendo.

El salivazo es un insecto que en su etapa adulta mide entre 6-9 mm, que chupa la savia de las hojas (en estado ninfa chupa la savia de las raíces) y le inyecta una toxina a la planta, produciendo necrosis y manchas alargadas de color pardo rojizo, hasta que la hoja se seca completamente. Cuando las poblaciones de salivazo en un cultivo son altas, la apariencia de la caña de azúcar es similar a la quemazón con herbicida y no se desarrolla como se espera. 

“El alcance de esta plaga en la región es motivo de preocupación y debe ser tenida en cuenta por todos los cultivadores de caña de azúcar del valle del río Cauca, de las zonas paneleras y de la altillanura para detener su diseminación. Se debe evitar el transporte de semilla desde las zonas afectadas y desinfestar equipos de cosecha y corte, puesto que los huevos del salivazo permanecen en el suelo y los adultos pueden transportarse en semillas, hojas y residuos de caña”, señala el entomólogo.

Para determinar la presencia de la plaga en el cultivo y su control, Cenicaña tiene algunas recomendaciones que pueden consultarse en el sitio web www.cenicana.org. También el tema ha sido expuesto ante autoridades del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y junto con el Departamento de Epidemiología de esa entidad se trabaja en el levantamiento del estado de la situación (visita de brigada entre el 2 y 5 de julio pasado), a través de evaluaciones a lotes sembrados con caña de azúcar en el centro y norte del valle del río Cauca.

En los íconos se tiene acceso a fotografías sobre la plaga y su daño en cultivos de caña de la región y recomendaciones del entomólogo de Cenicaña, Dr. Germán Vargas.

Deja un comentario